10 razones por las que sus plantas de guisantes están muriendo y cómo prevenirlas

Los guisantes son una de las plantas vegetales más fáciles de cultivar en su jardín, pero a veces surgen problemas. Eso te deja preguntándote: ¡¿por qué se están muriendo mis guisantes ?!

Aunque la mayoría de los jardineros encuentran que los guisantes son fáciles de cultivar, no se sienta mal si las cosas empiezan a verse mal.

No es raro que las plantas de guisantes se marchiten o se pongan amarillas. Lo primero que debe hacer es averiguar cuál podría ser el problema y luego averiguar cómo solucionarlo. Esta guía le ayudará.

Las razones más comunes por las que mueren sus guisantes

En muchos casos, si sus guisantes están muriendo, es debido a una enfermedad. Muchas enfermedades diferentes infectan las plantas de guisantes. Estos son los que tienen más probabilidades de hacer que su planta de guisantes comience a morir.

1. Marchitez por Fusarium

La enfermedad más común que molesta a las plantas de guisantes es el marchitamiento por fusarium . Por lo general, infecta las plantas de tomate, pero los guisantes también son un objetivo probable. Los signos de una infección por marchitez por fusarium incluyen:

  • Retraso en el crecimiento
  • Hojas amarillentas
  • Follaje marchito

Esta enfermedad fúngica ingresa a su planta a través del sistema de raíces. Desafortunadamente, el único ‘tratamiento’ requiere eliminar y destruir todas las plantas afectadas. La práctica de la rotación de cultivos reduce el riesgo de infectar futuras plantas de guisantes.

Si encuentra marchitez por fusarium, asegúrese de cultivar una variedad de guisantes al año siguiente que sean resistentes. El paquete de semillas tendrá una ‘F’ mayúscula en el empaque.

2. Pudrición de la raíz

La pudrición de la raíz es una enfermedad fúngica que ataca a las plantas de guisantes y se transmite a través del suelo, el viento, el agua y las esporas. Los signos de pudrición de la raíz incluyen:

  • Las plantas se vuelven amarillas en la base.
  • Poco a poco, los tallos comienzan a marchitarse.
  • Las plantas eventualmente mueren por la pudrición de la raíz.

El problema con la pudrición de la raíz es que vive en el suelo infectado durante el invierno, infectando nuevas plantas en la próxima temporada. No existe un tratamiento para la pudrición de la raíz. Todo lo que puede hacer es eliminar y destruir las plantas infectadas.

Lo mejor que pueden hacer los jardineros es tomar medidas para prevenir la pudrición de la raíz.

Asegúrese de que el suelo drene bien y evite regar en exceso porque aumenta el riesgo de esta enfermedad fúngica. Separe cada planta a la distancia adecuada para dejar espacio para la circulación del aire.

3. Moho velloso

Una de las enfermedades de las plantas más fáciles de identificar es el mildiú velloso . Los signos de mildiú velloso incluyen:

  • Áreas amarillentas
  • Polvo gris que parece moho en la parte inferior de las hojas.
  • Manchas oscuras en las vainas de semillas

Puede tomar varias medidas para prevenir esta enfermedad y tratarla una vez que ataque, así que consulte nuestra guía sobre esta enfermedad.

Después de que el mildiú velloso encuentra su jardín, es esencial rotar los cultivos durante al menos cuatro años. Asegúrese de eliminar los escombros del jardín porque las esporas viven en los escombros. También es posible que desee obtener semillas resistentes.

El paso más importante para deshacerse de este hongo y evitar problemas en el futuro es espaciar las plantas para que circule el aire. El mildiú velloso prospera en áreas donde las plantas están muy juntas porque hay humedad.

4. Ascochyta Blight

El tizón de Ascochyta es una enfermedad fúngica que se propaga en el invierno a través de restos de plantas o suelo infectado. En la primavera, el suelo infectado esparce las esporas a través de la lluvia y el viento.

Los signos de la plaga de ascochyta incluyen:

  • Las plantas dejan caer sus cogollos
  • Aparecen áreas ennegrecidas en los tallos
  • Aparecen áreas amarillas o marrones en el follaje

Una vez infectadas, todas las plantas deben retirarse de su jardín para ayudar a controlar la propagación. El tizón de Ascochyta se propaga rápidamente a través de los jardines una vez introducido, y ningún fungicida trata esta enfermedad.

5. Antracnosis

Aquí hay otra enfermedad fúngica que se propaga en condiciones de alta humedad y humedad. Los signos clásicos de la antracnosis son:

  • Hojas marchitas
  • Dejar caer las hojas
  • Planta muriendo
  • Manchas redondas o angulares en las hojas que son de color marrón rojizo a negro.

Este hongo se encuentra con mayor frecuencia en el este de América del Norte. Existen tratamientos para ayudar a reducir la gravedad y la propagación. Los fungicidas a base de cobre y azufre se pueden aplicar cada 7-10 días; son una opción eficaz.

Las plantas muy infectadas deben eliminarse y destruirse para detener la propagación.

6. Moho polvoriento

Esta enfermedad fúngica es similar al mildiú velloso; a veces se ven similares. La mayor diferencia es que el mildiú polvoriento se esparce sobre las hojas secas cuando la humedad es alta. El mildiú polvoroso no se propaga ni germina en condiciones de humedad.

Los signos de mildiú polvoriento incluyen:

  • Manchas blancas polvorientas en las hojas
  • Recubrimiento blanco que cubre las hojas, los tallos y las vainas.

El mildiú polvoroso es más común a fines del verano u otoño, pero rara vez causa la muerte de sus plantas. Lo mejor que puede hacer es eliminar las hojas y ramas infectadas.

En el futuro, asegúrese de rotar los cultivos para reducir el riesgo de que las esporas germinen en sus plantas. Mantenga el agua alejada del follaje tanto como sea posible y destruya las plantas y sus desechos después de la cosecha. Dejarlos tirados les da a las esporas un hábitat para crecer.

7. Virus del mosaico

Esta enfermedad viral no tiene cura y se transmite de una planta a otra a través de pulgones y chicharritas. Si viven en su jardín, el virus del mosaico es una posibilidad.

Los signos del virus del mosaico incluyen:

  • Patrón moteado de verde claro y oscuro en las hojas.
  • Hojas distorsionadas
  • Hojas quebradizas
  • Retraso en el crecimiento.

Lo mejor que pueden hacer los jardineros es eliminar las plantas enfermas. En los años siguientes, asegúrese de plantar variedades resistentes y eliminar todas las malezas de hoja ancha que puedan albergar el virus.

Incluso cuando las plantas tienen el virus del mosaico, algunas pueden producir frutos comestibles, pero el rendimiento se reducirá drásticamente. Muchos de los signos hacen que parezca que sus guisantes se están muriendo, pero eso no sucede en todos los casos.

Cómo salvar tus moribundas plantas de guisantes

Si sus plantas no tienen ninguna enfermedad común, podría ser un problema ambiental lo que está causando la muerte de los guisantes. Eso podría significar problemas de agua, problemas de nutrientes o hacinamiento.

Aquí hay algunos consejos para ayudar a revivir las plantas de guisantes marchitas y moribundas.

8. Proporcione más o menos agua

El riego, por debajo o en exceso, es la razón ambiental número uno para la muerte de las plantas de guisantes. Todas las plantas requieren un delicado equilibrio de agua para sobrevivir. Demasiada agua provoca la pudrición de la raíz y otras enfermedades fúngicas. Muy poca agua hace que sus plantas se marchiten y mueran.

Comience por verificar el nivel de humedad del suelo con el dedo. Si está seco a cinco centímetros de profundidad, es hora de regar. La tierra húmeda a dos pulgadas de profundidad no necesita ser regada.

Si sus plantas se ponen amarillas debido al estrés hídrico, comprenda que las hojas amarillas no volverán a ponerse verdes; son amarillos para quedarse. Sabrá que su nueva rutina de riego funciona cuando el color amarillento ya no progresa.

9. Agregue potasio

Los dos nutrientes más importantes que necesitan los guisantes son el fósforo y el potasio. No puede agregar fósforo adicional al suelo después de que sus plantas estén creciendo, pero es posible usar un fertilizante de potasio para darle un impulso a sus plantas de guisantes.

Asegúrese de agregar abono o estiércol compostado a su jardín antes de plantar sus guisantes. Es útil aderezar los guisantes con compost y considerar agregar ceniza de madera o polvo de roca extraída para aumentar el potasio.

10. Quite algunas plantas

Si sus plantas están muy juntas, considere cortar algunas con un par de tijeras de jardinería esterilizadas. Hacer esto puede parecer contradictorio; Reducir el número de plantas reducirá tu rendimiento, ¿verdad?

¡No!

Las plantas sanas producen un mayor rendimiento y las plantas necesitan una circulación de aire adecuada para evitar enfermedades fúngicas. ¡Abre el área alrededor de tus plantas!

Cómo mantener saludables las plantas de guisantes

La mayoría de las enfermedades graves de las plantas de guisantes son fúngicas, lo que significa que un manejo adecuado reduce las posibilidades de que sus plantas las contraigan.

Estos son algunos consejos para mantener sus plantas de guisantes sanas y libres de enfermedades.

  • Plante semillas resistentes a enfermedades para comenzar su jardín con el pie derecho.
  • Asegúrese siempre de que su jardín tenga un suelo bien drenado. Los guisantes crecen mejor en camas elevadas porque el suelo rara vez se encharca.
  • Siga el espacio adecuado para sus plantas y semillas para aumentar la circulación de aire. Es mejor tener plantas demasiado separadas que demasiado juntas: enfermedades fúngicas como las plantas que están muy cerca.
  • Extienda mantillo alrededor de sus plantas para evitar que la lluvia propague las esporas en su planta. El mantillo también ayuda a retener la humedad del suelo.
  • Retire y deseche todos los restos de plantas, especialmente las plantas infectadas. Muchas enfermedades viven en los desechos de las plantas hasta por un año, por lo que eliminar los desechos reducirá las posibilidades de que vivan y se propaguen durante el año siguiente.
  • Rota tus cultivos. Asegúrese de evitar plantar legumbres en la misma área tres años seguidos.
  • Limpia tus herramientas con frecuencia. Idealmente, limpiaría sus herramientas de jardín después de trabajar con cada tipo de planta, pero eso podría ser difícil si tiene un jardín grande. Sin embargo, asegúrese de desinfectarlos después de cada uso.

Cuando empiezas a preguntarte por qué mueren mis guisantes, rápidamente descubres que hay varias razones por las que tus plantas pueden tener problemas. Repase los síntomas de sus plantas para encontrar lo que mejor se adapte y use estos consejos para mantener saludables sus otras plantas de guisantes.

Deja un comentario