12 consejos sencillos para aumentar la cosecha de melón

¿A quién no le encanta morder una jugosa sandía o un sabroso melón? Los melones frescos de cosecha propia saben a cielo y, sin duda, querrá encontrar todas las formas de aumentar su cosecha de melón.

Los melones son plantas grandes que producen enredaderas prolíficas, que se extienden por todo su jardín. Pero luché durante años para producir frutos. Las vides crecerían, pero nunca tendría una cosecha de melón impresionante.

Eso fue hasta que aprendí algunos de estos consejos para cultivar más melones.

Resulta que me perdí algunos pasos vitales para cultivar estas plantas correctamente. Echemos un vistazo a algunos de estos consejos y lo que necesita saber para tener éxito.

12 consejos para aumentar la cosecha de melón

Los melones de cosecha propia son perfectos en pleno verano en una tarde calurosa. No permita que una pequeña cosecha arruine sus planes de alimentación; Utilice estos consejos para aumentar su cosecha de melón y disfrute de frutas deliciosas durante las próximas semanas.

1. Modifique el suelo antes de plantar

Enmendar la tierra de su jardín es el primer paso para aumentar la cosecha de melón y cultivar melones más dulces que nunca.

Comience mezclando de cuatro a seis pulgadas de abono en las camas del jardín antes de plantar. También debe mezclar fertilizantes orgánicos como estiércol o compost en el suelo cada tres o cuatro semanas.

Su amor por los nutrientes es una de las razones por las que muchos jardineros optan por plantar melones en su pila de abono. Esto no solo proporciona a sus plantas toneladas de nutrientes, sino que las pilas de compost generan mucho calor, que las plantas de melón también aprecian.

2. Verifique el rango de pH de su suelo

Un error que cometí al cultivar melones en mi jardín fue no controlar y modificar el pH de mi suelo. La mayoría de los melones prefieren un suelo ligeramente ácido; el rango ideal está entre 6.0 y 6.5.

Probar el pH de su suelo es fácil; use una prueba en el hogar o envíe una muestra a la oficina de extensión de su estado. Es importante mantener el pH en el rango correcto porque si el suelo es demasiado ácido, dará lugar a plantas con hojas amarillas y pocas o ninguna fruta.

3. Inicie sus plantas de melón en el interior

Intenté cultivar plantas de melón a partir de semillas que sembré directamente en el jardín, pero las cosechas nunca son sorprendentes. Encontré una manera fácil de aumentar la cosecha de melón es comenzar las plántulas en el interior.

Las plantas afuera al mismo tiempo que plantarías semillas de melón, pero las plántulas son más grandes y ya están cosechadas. Tampoco tienes que preocuparte por adelgazar los brotes. Empiezo a cultivar las semillas en el interior de tres a cuatro semanas antes de tener que trasplantarlas al exterior.

4. No plantes demasiado pronto

Es fácil emocionarse y comenzar a plantar en su jardín demasiado pronto, pero ese es un gran problema para sus plantas de melón. Los melones son un cultivo de estación cálida que no puede sobrevivir a las heladas. Prefieren temperaturas promedio diarias entre 70-80 ° F.

Plantar sus melones en el momento adecuado es una forma sencilla de aumentar su cosecha de melones. Espere hasta que pase el peligro de las heladas, modifique el suelo y considere cubrirlo con plástico negro unas semanas antes de plantar para calentar el suelo.

Las semillas plantadas en un suelo más cálido generalmente germinan más rápido que las semillas plantadas en un suelo más frío, especialmente las semillas de melón.

5. Encuentra la ubicación del jardín más cálida

Su jardín tiene microclimas, lo que significa que algunas áreas de su jardín recibirán más o menos luz solar, vientos más fuertes o más frecuentes o heladas más frecuentes. Todos estos elementos cambian el clima y las condiciones de crecimiento en esas pequeñas áreas.

Dado que los melones son plantas amantes del calor, busque lugares en su jardín que se calienten a principios de la primavera y se mantengan calientes durante toda la temporada de crecimiento. Un lado sur de una cerca o pared es una excelente opción porque la estructura absorbe el calor y la luz, reflejándolos nuevamente en las plantas de melón.

Otra opción es considerar plantar melones cerca de un patio de ladrillos soleado o de cualquier otra superficie pavimentada. Estos lugares absorben el calor, creando el microclima perfecto para las plantas amantes del calor.

6. Dales espacio

Cuando cultive melones , nunca los abarrote. La mayoría de los jardineros plantan melones en montículos con tres plantas en un montículo. Los melones tienen enredaderas, por lo que los montículos dan a las enredaderas espacio para crecer, y cada montaje debe estar espaciado a dos pies de distancia con las filas a seis pies de distancia.

El hacinamiento de las plantas de melón causa una variedad de problemas porque crea un ambiente donde las enfermedades fúngicas aman crecer. Una mayor circulación de aire siempre es mejor en un jardín. Además, hace que las plantas abarrotadas compitan por los nutrientes del suelo.

7. Dele a los melones mucha agua

Cuando muerdes un trozo de sandía, notas y sientes el jugo en el interior; los melones son jugosos. Eso es parte de su atractivo, y una forma de asegurarse de tener melones dulces y jugosos es darles mucha agua a las plantas.

Los melones necesitan un mínimo de una pulgada de agua por semana, pero sugiero aumentar la cantidad de riego a dos pulgadas por semana, especialmente cuando hace calor afuera. Mis plantas crecen mejor cuando reciben abundante agua.

Además, asegúrese de que sus plantas tengan suficiente drenaje del suelo. Como cualquier otra planta, los melones necesitan crecer en un suelo bien drenado.

8. Fertilice sus plantas de melón con regularidad

Las plantas de melón, similares a las plantas de calabaza, se alimentan mucho y requieren muchos fertilizantes para crecer. Estas plantas deben fertilizarse cada dos o tres semanas para que alcancen el tamaño óptimo.

¿Cuál es el mejor fertilizante para las plantas de melón?

Use un fertilizante pesado de fósforo y potasio cuando fertilice melones. Las mejores opciones son 5-10-15 o 10-15-20. Demasiado nitrógeno hará que sus plantas produzcan más hojas que frutos. Desea fomentar el crecimiento, la floración y la fructificación para aumentar su cosecha.

9. Coloque mantillo alrededor de sus plantas de melón

Una vez que las plantas de melón broten y comiencen a crecer, es hora de cubrir el suelo con mantillo. Cubrir el suelo tiene varios beneficios.

Primero, suprime las malezas que compiten por los nutrientes necesarios en el suelo. Las malas hierbas compiten por los nutrientes que desea que tengan sus plantas para aumentar la cosecha de melón.

En segundo lugar, el mantillo ayuda a retener la humedad en el suelo. Recuerde, el agua es buena y el mantillo significa que debe regar con menos frecuencia.

Por último, el mantillo mantiene los melones alejados del suelo. No desea que las frutas se depositen directamente en el suelo; esa es una forma segura de acabar con enfermedades y problemas de plagas. Hablando de…

10. Esté atento a los insectos y las enfermedades

Las plantas de melón son conocidas por tener problemas de plagas y enfermedades, por lo que estar alerta es vital. La detección y el tratamiento tempranos facilitan la protección de las plantas de la destrucción.

Algunos de los insectos y enfermedades comunes a tener en cuenta incluyen:

  • Bichos de calabaza
  • Barrenadores de vid de calabaza
  • Amortiguación
  • Marchitez bacteriana
  • Moho polvoriento
  • Escarabajos del pepino a rayas

11. Reduzca la velocidad del riego cuando se produzca la maduración

Sabes que a las plantas de melón les encanta el agua, pero a medida que pasan las últimas semanas de maduración, demasiada agua es algo malo.

¿Por qué?

El exceso de agua diluye el contenido de azúcar de la fruta. Terminarás con melones que no saben tan dulces como deberían, y nadie quiere eso.

A medida que los frutos de las plantas comiencen a alcanzar su tamaño completo, reduzca la frecuencia con la que riega sus plantas. Solo desea proporcionar suficiente agua para evitar que las plantas se marchiten.

12. Sepa cuándo cosechar sus melones

Ningún melón sabe delicioso cuando está inmaduro. Necesita conocer los signos de madurez para poder planificar la cosecha en el momento adecuado.

Algunas señales de que sus melones están maduros y listos para cosechar incluyen:

  • Un aroma afrutado
  • Ligero ablandamiento de la corteza.
  • Un letrero hueco cuando tocas las frutas.
  • Se desprende fácilmente de la vid

Si intenta quitar un melón y la vid no se desprende fácilmente, es probable que el melón no esté listo para la cosecha. El mayor contenido de azúcar ocurre cuando la fruta se desprende de la vid por sí sola o cuando la vid se marchita y se seca.

Deja un comentario