Cómo mejorar la fertilidad del suelo del jardín a bajo precio

Es bastante raro comenzar un jardín con un suelo rico y perfectamente equilibrado. La mayoría de nosotros tenemos que trabajar en ello. Sin embargo, conocer los niveles de fertilidad de su suelo puede marcar una gran diferencia en la productividad y la salud de su planta, por lo que es vital hacerlo bien. No se deje abrumar por toda esa charla sobre suelos alcalinos y deficiencias de fósforo. Hemos creado la guía infalible para mejorar la fertilidad de su suelo sin romper el banco.

¿Por qué es importante la fertilidad del suelo?

Cuando compré mi granja actual en octubre de 2006, era un terreno que se había utilizado como campo de vacas. Lo primero que me propuse hacer fue plantar un huerto. Estaba emocionado y no podía esperar a tener mis árboles recién comprados en el suelo.

Pero, típico de mi región, todo ese césped verde y colorido cubría una pequeña cantidad de tierra vegetal y una gran cantidad de tierra arcillosa entremezclada con piedra caliza. En algunos lugares, hundí mi empujón solo para golpear duro.

Fui a mi pequeña ciudad y compré turba y abono en la tienda de jardinería local y los mezclé con la tierra alrededor de las raíces. Esa rápida solución me ayudó a realizar la primera siembra, pero sabía que tenía que hacer algo más por la fertilidad de mi suelo si quería que mis jardines florecieran.

La fertilidad del suelo es el secreto para plantas saludables

Tener un suelo sano es fundamental si quieres plantas sanas. Al igual que usted, sus plantas necesitan los nutrientes adecuados para crecer y prosperar. A diferencia de usted, sus plantas no pueden reubicarse si no obtienen lo que necesitan.

Las plantas tienen tres nutrientes principales: nitrógeno, fósforo y potasio. Cuando ve NPK en un empaque de fertilizante, eso es lo que significan esas letras.

Flora usa nitrógeno para promover la división y el crecimiento celular. Es lo que les ayuda a desarrollar hojas verdes, que son importantes porque absorben la luz del sol y producen energía. También comemos las hojas verdes de muchas verduras como la lechuga y la col rizada.

El fósforo es lo que su planta necesita para producir flores y frutos. Si su planta de tomate es todo hojas y poca fruta, es posible que necesite fósforo.

El potasio promueve raíces saludables y ayuda a las plantas a combatir enfermedades. Es especialmente importante para cultivos de raíces como zanahorias y remolachas.

Secundarios y  micronutrientes

Los NPK se denominan macronutrientes porque se consideran los más importantes para el crecimiento de las plantas. Curiosamente, el carbono, el oxígeno y el hidrógeno también se consideran macronutrientes, pero afortunadamente no tenemos que comprarlos.

Los nutrientes secundarios también son vitales para la fertilidad del suelo, y los jardineros a veces los descuidan. Son calcio, magnesio y azufre.

El calcio regula el flujo de nutrientes en el cuerpo de una planta. Si una planta está atrofiada, es posible que tenga una deficiencia de calcio. Probablemente esté familiarizado con la pudrición del extremo de la flor en los tomates, que es causada por una falta de calcio o una absorción deficiente de calcio.

El magnesio es fundamental en la fotosíntesis y ayuda a que su planta se alimente por sí misma.

El azufre es un elemento necesario en las reacciones enzimáticas y la síntesis de proteínas, que ayuda al crecimiento de las plantas y al desarrollo de las semillas.

Los micronutrientes como el boro, el hierro y el zinc se necesitan en niveles más pequeños, pero siguen siendo esenciales para la planta.

¿Qué es el pH?  

La acidez y alcalinidad de su suelo, también conocida como nivel de pH, influye en la salud y el rendimiento de las plantas. pH significa «potencial de hidrógeno » y se refiere a la correlación entre hidrógeno e hidroxilo.

El pH del suelo se mide en una escala de 0 a 14. Todo lo que esté en cero en la escala es extremadamente ácido, y 14 es muy alcalino, siendo 7 neutro. El mejor rango para la mayoría de las plantas de jardín es de 6,1 a 6,9.

Dicho esto, a algunas plantas les gustan los extremos. Los arándanos y las azaleas son famosos por necesitar un suelo más ácido. Los espárragos prefieren un suelo más alcalino.

El nivel de pH del suelo del jardín es un factor esencial en su plan de fertilidad del suelo porque afecta muchos aspectos del jardín, incluida la estructura del suelo, la disponibilidad de nutrientes y las bacterias en la tierra.

Quieres bacterias saludables porque descomponen la materia orgánica y hacen que los nutrientes estén disponibles para la planta. Afortunadamente, las bacterias beneficiosas prefieren un pH similar al de sus plantas.

Determinar el equilibrio de su terreno es crucial si desea que sus plantas prosperen. Para tener una idea de la composición de su suelo, debe tomar medidas de pH y equilibrar su tierra si es necesario.

Pruebas de suelo

La prueba del suelo del jardín es útil porque le brinda retroalimentación en forma de números para determinar qué niveles de nutrientes tiene su suelo.

Sé que las matemáticas pueden intimidar, pero nunca temas. Todo lo que necesita hacer es introducir sus números en una tabla de promedios para ver dónde se encuentra la fertilidad de su suelo.

De hecho, muchas empresas te dan un promedio y te muestran si eres deficiente. Como puede ver en la imagen de abajo, mi tierra en G2, el jardín junto a mi granero, era deficiente en calcio. Se muestra 191 por debajo del promedio.

Corregí ese desequilibrio agregando yeso, que elegí porque agrega calcio sin afectar el pH del suelo. Como puede ver, mi pH era 6.6, un buen número, así que no quería meterme con él. Descubrir cómo enmendar su tierra sin cambiar los elementos buenos es el truco para establecer una fertilidad saludable del suelo.

Por ejemplo, digamos que tenía poco calcio y un pH por debajo de 6.0. En lugar de yeso, podría haber agregado piedra caliza. La piedra caliza agrega calcio además de elevar el nivel de pH.

¿Dónde me analizan el suelo?

Muchas oficinas de extensión del condado ofrecen pruebas de fertilidad del suelo a bajo costo por $ 10-20. Creo que la inversión vale los dividendos que obtendrá cuando sus plantas comiencen a prosperar.

Los laboratorios en línea  harán una prueba. Las pruebas de suelo de un laboratorio suelen ser más extensas que las que ofrece el servicio de extensión. Los costos le costarán entre $ 25 y $ 55 dependiendo de las pruebas que desee.

Tiene la opción de comprar un kit de bricolaje en línea y probar su suelo. Una advertencia con estos: recomendaría si es la primera vez que se hace una prueba que la envíe a un laboratorio en línea o a la oficina del condado porque serán más precisas. También es bueno tener a su agente de extensión o al técnico de laboratorio disponible si tiene preguntas.

Hablando de pruebas de fertilidad del suelo, es posible que haya escuchado la tierra ácida llamada tierra agria y la tierra alcalina llamada tierra dulce. Mi abuelo y otros de su generación probarían la tierra. Esa era su forma de «probar» el pH y de donde obtenemos las expresiones de que el suelo es dulce o agrio.

Puede llegar a un lugar donde pueda probar su suelo, pero le recomiendo comenzar con una de las opciones anteriores.

¿Qué nutrientes debo agregar?

Ha obtenido los resultados de la prueba de fertilidad del suelo y ahora sabe qué nutrientes necesita. ¿Cómo va a decidir qué agregar? Puede comprar una fórmula de mezcla completa, pero le recomiendo que obtenga nutrientes crudos para mezclar con la tierra de su jardín. De esa manera, puede adaptar su mezcla para que se adapte a su tierra.

La ventaja de un fertilizante de mezcla completa es que es fácil de comprar y aplicar, pero la desventaja es que una talla no sirve para todos. Las mezclas completas a menudo se utilizan mejor durante la temporada de crecimiento para un impulso.

Agregar minerales específicos y mucho abono es el camino a seguir cuando su objetivo es la fertilidad del suelo a largo plazo. El otoño es el momento perfecto para agregar enmiendas porque los minerales y el compost mejorarán su tierra y la dejarán lista en primavera. Como alternativa, puede agregar enmiendas en la primavera antes de colocar sus plantas en el suelo.

Abordar el suelo alcalino y ácido

Es importante tener en cuenta que el pH de su tierra puede variar ligeramente durante el año. Es posible que desee realizar la prueba una vez en el verano y una vez en el otoño para determinar una línea de base general.

Puede reducir el suelo alcalino o «dulce» en un punto o más agregando yeso (sulfato de calcio) o azufre molido. El azufre funciona mejor en verano y tarda algunas semanas en surtir efecto. Asegúrate de mezclarlo bien o tendrás manchas muy ácidas.

Si tiene un pH ligeramente alto, puede ajustarlo gradualmente en medio punto con el tiempo agregando posos de café o compost que contenga agujas de pino, que son ácidas. También puede agregar abono o estiércol, lo que aumenta el nitrógeno y reduce el pH con el tiempo. Para una solución más rápida, puede verter café frío diluido con agua en su suelo.

El suelo ácido o «amargo» se puede cultivar con cal dolomita. No use cal si sus niveles de magnesio son promedio o altos. En su lugar, use cáscaras de huevo, conchas de ostras, cenizas de madera dura o calcita para elevar el pH.

Enmiendas de suelo

Cuando esté listo para ajustar su tierra, tenga en cuenta que la cantidad de enmienda de suelo que necesita agregar dependerá del tipo que tenga. El suelo arenoso generalmente requiere más enmiendas y fertilizantes que el suelo arcilloso pesado.

Compost

El abono es un hecho: debe agregarlo a su jardín cuando pueda. Es un acondicionador de suelo a largo plazo y hace mucho por el suelo. Contiene microbios que agregan bacterias y hongos beneficiosos. Con el tiempo, agrega nitrógeno, que puede reducir ligeramente el pH.

Estiércol crudo

Agregue estiércol crudo a su jardín en el otoño. Se descompondrá durante la congelación y descongelación del invierno y agregará nutrientes al suelo. Si tiene un clima seco, puede continuar y labrarlo después de limpiar el granero.

Fundiciones de gusano

Los moluscos de lombrices son una rica fuente de fertilizantes y permiten que las plantas que crecen en suelos ácidos o alcalinos absorban los nutrientes mejor de lo que podrían hacerlo de otra manera. Los moldes son neutrales, por lo que no cambian el pH. Use aproximadamente 7 libras por cada 100 pies cuadrados de tierra de jardín.

Fosfato de roca

El fosfato de roca es excelente si tiene poco fósforo. El polvo de roca finamente molido mejora el sistema de raíces de su planta. El fosfato de roca no afectará el pH, pero funciona mejor en suelos ácidos. Aplique 10 libras a la tierra de su jardín por cada 100 pies cuadrados.

Harina de huesos

Agregue fósforo a su suelo usando harina de huesos. La harina de huesos también contiene nitrógeno y calcio. No alterará su pH, pero funciona mejor en suelos con un pH inferior a 7. Use 1 libra de harina de huesos por cada 100 pies cuadrados.

Arena verde

Utilice la arena verde para obtener una gran fuente de potasa y micronutrientes como el hierro. Es un caballo de batalla en el jardín y es un gran acondicionador del suelo. Ayuda a romper la arcilla pesada y unir el suelo arenoso, lo que detiene la erosión y hace que los nutrientes estén más disponibles. La arena verde no afectará el pH. Aplique arena verde a 5 libras por cada 100 pies cuadrados.

Caliza

La piedra caliza eleva el pH y contiene calcio y magnesio. Puede elevar el pH de su jardín aplicando piedra caliza finamente molida. Aplique aproximadamente 3 libras de piedra caliza por cada 100 pies cuadrados.

Algunas otras mejoras en el suelo de la casa

Cenizas de madera dura

Si tiene una estufa de leña o una chimenea, tiene un exceso de cenizas de madera. Lo que quizás no sepa es que son un gran acondicionador del suelo del jardín y una excelente fuente de potasio. Las cenizas de madera elevarán el pH de su suelo. Contienen sales, así que úsalas en pequeñas cantidades.

Granos de café

Puede reducir el pH de su jardín con café molido. Se utilizan mejor para plantar frutas como los arándanos. Si no eres un bebedor de café, a menudo puedes conseguir restos de café de los restaurantes. Tenga en cuenta que los posos de café no marcarán una gran diferencia y que requieren tiempo para funcionar.

Sale de

Si está buscando un acondicionador de suelo barato y agregar muchos minerales traza, no busque más allá de las hojas de su jardín. Asegúrese de cultivar hojas en la tierra. Si no los cultiva con frecuencia, se convertirán en un escondite para las plagas del jardín.

Tomarse el tiempo y hacer algunas de estas inversiones en la fertilidad de su suelo dará como resultado grandes dividendos. Las plantas sanas tienen mayores rendimientos. Una planta sana también le costará menos tiempo y dinero porque podrá combatir mejor las plagas y enfermedades.

Deja un comentario