Cómo tener éxito en la germinación de semillas y 7 errores comunes que se deben evitar

La germinación de semillas es uno de los fundamentos de la jardinería, pero si bien puede ser un elemento básico, hay muchas cosas que pueden salir mal. Si alguna vez ha plantado semillas con la esperanza de verlas prosperar en unas pocas semanas solo para sentirse decepcionado, entonces sabe lo difícil que puede ser.

La germinación de semillas es el proceso por el cual una planta emerge de su semilla, cáscara o cáscara. Para que esto suceda, se deben cumplir ciertas condiciones. Como horticultor, lo que más me preocupa es proporcionar humedad, una temperatura agradable y un entorno adecuado desde el que pueda producirse la germinación.

Con el tiempo, a través del hábito y la observación atenta, obtendrá una idea de lo que necesitan las semillas. Hasta entonces, esta guía incluye nuestros mejores consejos y trucos para hacer que las semillas broten y los 7 errores que podrías estar cometiendo y que podrían estar frenando tu jardín.

Los fundamentos de la germinación de semillas

Diferentes semillas tienen diferentes necesidades. Cuando empiezas, puede parecer complicado y confuso. ¿Cómo puedes recordar que las semillas de tomate necesitan calor para brotar? ¿Alguna vez vas a conseguir que crezcan esas delicadas semillas de espárragos?

Así como nutrirá y controlará de cerca sus plantas, sus semillas deben cuidarse con el mismo cuidado. Con experiencia, aprenderá las peculiaridades y adquirirá el conocimiento que lo ayudará a tener éxito.

Los jardineros tienen la opción de sembrar semillas en el interior o directamente al aire libre. Su elección depende de algunos factores. Algunas plantas no disfrutan del proceso de trasplante, por lo que se deben sembrar directamente donde permanecerán (zanahorias, remolachas, guisantes, etc.).

Sin embargo, es posible que no pueda sembrar directamente ciertas plantas si vive en un clima como el mío. Necesito comenzar los tomates temprano, por ejemplo, porque de lo contrario, nunca madurarían lo suficientemente rápido antes de la primera helada. Dicho esto, al intentar germinar semillas al aire libre, hay muchas formas de que las cosas salgan mal. Tienes menos control sobre el resultado.

Como principiante, si le preocupa que las semillas germinen con éxito, opte por iniciar sus plantas en el interior. De esa manera, puede controlar el medio ambiente, ajustar los niveles de humedad y mucho más. Una vez que tenga más experiencia, podrá abordar la germinación de semillas al aire libre.

Requisitos de germinación de semillas

Entonces, ¿cuáles son los requisitos para una germinación exitosa de semillas? Si bien hay algunas excepciones, las semillas necesitan lo siguiente para brotar:

  • Flujo de aire adecuado y acceso al oxígeno.
  • La cantidad adecuada de humedad.
  • Niveles de luz correctos: algunas semillas requieren luz para germinar , pero muchas no y, en algunos casos, la luz puede evitar la germinación.
  • Temperatura correcta.

Pasos básicos

Hay muchos métodos para la germinación de semillas y puedes experimentar para ver cuál funciona mejor para ti. Las diferentes formas implican el uso de una toalla de papel, lana de roca, agua o tierra como medio para hacer brotar las semillas. Cubriremos el método del suelo porque es el más común y facilita el trasplante de sus brotes cuando esté listo.

Comience con tierra limpia y fresca. No querrás usar tierra de tu jardín o reutilizar tierra para macetas porque puede contener cosas que matarán tus semillas. Coloca la tierra en los recipientes que elijas. Puede usar recipientes desechables hechos solo para germinar semillas, o puede reutilizar los recipientes existentes, pero asegúrese de limpiarlos antes de poner la tierra.

Haz un agujero con tu dedo en la tierra. Consulte el paquete de semillas o una guía en línea para conocer la profundidad correcta. Cubre la semilla con tierra.

Humedece la tierra con una botella rociadora. También puede rociar agua en el recipiente, pero asegúrese de no agregar demasiado o las semillas pueden flotar o moverse.

Cubra el recipiente con una envoltura de plástico, vidrio o plástico transparente para retener la humedad. Revise los niveles de humedad todos los días para asegurarse de que la tierra permanezca húmeda pero no mojada.

Semillas fáciles de germinar

Suponiendo que cumple con todas las condiciones adecuadas, aquí hay algunas semillas fáciles para practicar los conceptos básicos de la germinación de semillas.

  • Frijoles (¡Hay una razón por la que los frijoles se usan con tanta frecuencia en los experimentos de la escuela primaria! Brotan rápidamente y sin mucho alboroto)
  • Lechuga
  • Rábanos
  • Espinacas
  • Calabaza

Otra ventaja es que todas las plantas anteriores también son fáciles de cuidar después de la germinación.

Semillas que son difíciles de germinar

Vaya, cómo me encanta comer espárragos, pero germinar esta verdura a partir de semillas es más que un poco complicado. Por eso es mucho más fácil comprar coronas. Sin embargo, el hecho de que una semilla esté tomando su tiempo no significa que toda esperanza esté perdida. Aquí hay algunas semillas de hortalizas que requieren un poco más de atención o tardan más en germinar:

  • Zanahorias
  • Apio nabo
  • Berenjena
  • Chirivías
  • Muchas hierbas

Las semillas anteriores tardan mucho en brotar, especialmente si no se cumplen ciertas condiciones. En mi experiencia, estas son las verduras más rebeldes.

Conozca los requisitos especiales de su semilla

Conocer los conceptos básicos ayuda, pero incluso si hace todo como debe, es posible que sus semillas aún no broten. Por eso es importante saber qué necesitan sus semillas específicas. Algunas semillas de plantas requieren un tratamiento especial y no crecerán de manera confiable a menos que se cumplan esas condiciones.

Ciertas semillas están cubiertas por una capa o capa resistente que dificulta la penetración de la humedad. Cortar suavemente esa capa es clave para permitir la germinación. El proceso se llama escarificación .

Estas plantas incluyen:

  • Capuchinas
  • Gloria de la mañana
  • Flores Luna
  • Avellanas
  • Frijoles amarillos
  • Índigo
  • Nabo
  • Algunos guisantes
  • Regaliz
  • Senna

Otras semillas requieren exposición a temperaturas de congelación antes de que pueda producirse la germinación. El proceso, conocido como estratificación , puede requerir una visita al refrigerador o al congelador.

Estas plantas incluyen:

  • Hisopo de anís
  • Aster
  • Juncia
  • Susan de ojos morados
  • Genciana
  • Cinquefoil
  • Hierba de mariposa
  • Anémona
  • Vara de oro

Otras plantas deben hervirse antes de plantar.

Éstos incluyen:

  • Malva
  • Zumaque
  • Té de Nueva Jersey

Luego están las plantas que deben mantenerse húmedas con un cambio de temperatura . Por ejemplo, algunas semillas deben mantenerse calientes y húmedas, seguido de un período de frío y humedad, o al revés. Esto simula las condiciones naturales y engaña a las semillas para que broten.

Estas plantas incluyen:

  • Columbo
  • Angélica
  • Viburnum
  • Agridulce
  • Sanguinaria
  • Anémona de canadá
  • Sello de oro

Si bien la mayoría de las semillas no necesitan luz para brotar, algunas sí.

Éstos incluyen:

  • Begonia
  • Aguileña
  • Geranio
  • Petunia
  • Impatiens
  • Amapolas
  • Boca de dragón

Independientemente de lo que esté plantando, asegúrese de verificar los requisitos de semillas .

Problemas comunes

Al abordar un tema particular de procedimientos, prefiero centrarme en los problemas potenciales que puede encontrar que arrojar una lista completa de «debe hacer» y «hechos».

La verdad es que he aprendido mucho de mis errores como jardinero y ser consciente de los problemas potenciales es una forma útil de evitarlos, pero cometer errores también es parte del hobby. Puede saber todas las cosas correctas para hacer algo y aún así tener problemas.

A continuación, se muestran algunos de los problemas más comunes que tienen las personas con la germinación de semillas y cómo evitarlos.

1. Niveles de humedad incorrectos

Existe cierto debate sobre cuál es la forma ideal de humedecer el suelo al germinar semillas. La gente tiene sus propias preferencias personales. ¿Debería regar desde arriba o desde abajo?

Tenga en cuenta que estoy hablando de germinar semillas y no de cuidar una plántula. El objetivo es humedecer la semilla y cualquiera de los métodos puede llevarlo allí. Demasiado seco, sin embargo, terminará con malos resultados de germinación de semillas.

Si bien algunas semillas pueden variar, la idea básica es que desea mantener la tierra húmeda pero no pantanosa hasta que broten las plántulas. Puede hacer esto rociando sus semillas después de plantar y luego cubriéndolas con plexiglás o envoltura de plástico. Vigila el suelo y no dejes que se seque.

2. Temperatura incorrecta

Las semillas no siempre requieren calor. Los requisitos de temperatura varían mucho. Desafortunadamente, parece haber una idea errónea de que todas las semillas deben cobrar vida mediante una estera térmica o el calor del sol. Ese no es el caso.

Diferentes semillas germinan a diferentes temperaturas . Utilizo esteras térmicas para ayudar a que broten mis berenjenas y tomates, pero las semillas de lechuga prefieren crecer en suelos más fríos.

Un cuadro en línea que enumera las temperaturas ideales del suelo es muy útil. Busque uno, imprímalo y péguelo en su cuaderno de jardinería para consultarlo en el futuro.

Sin embargo, exponerlos a temperaturas incorrectas no siempre significa que no tendrá éxito con la germinación de las semillas. Sin embargo, es probable que el proceso lleve más tiempo.

3. Semillas viejas

Mantener las semillas frescas es fundamental para garantizar una germinación exitosa de las semillas. Las semillas rancias no tendrán una alta tasa de brotación, que es la proporción que compara las semillas germinadas y no germinadas. Esto podría deberse a métodos de almacenamiento inadecuados o porque compró semillas viejas.

También es posible que las semillas recolectadas no fueran viables, para empezar. Sucede. Si constantemente experimenta bajas tasas de germinación, mire sus propios métodos de almacenamiento y almacenamiento de semillas. De lo contrario, considere elegir otro proveedor de semillas.

4. Semillas quisquillosas

No tener en cuenta las necesidades individuales de las diferentes semillas de plantas te llevará por un camino de decepción. Sea consciente de las necesidades únicas de las plantas que está tratando de cultivar.

La mayoría de los paquetes contienen información sobre el tiempo que tardará una semilla en germinar. Recuerde que el marco de tiempo enumerado representa las condiciones ideales o casi ideales.

5. Requisitos especiales de iluminación

La mayoría de las semillas no requieren exposición a la luz para germinar. Apuesto a que está sorprendido por eso. Entonces, ¿qué pasa con todas las lámparas de calor y accesorios de iluminación especiales que se comercializan para los jardineros?

Esas herramientas están destinadas a sus plántulas. Una vez que la semilla haya germinado, necesitará luz para crecer, pero en la mayoría de los casos, lo que se prefiere de antemano es la oscuridad.

Verifique los requisitos de luz de sus semillas para asegurarse de que obtienen lo que necesitan.

6. Semillas que desaparecen

¿Alguna vez ha sembrado semillas en su jardín al aire libre solo para regresar unos días después y encontrar una fracción de ellas germinando?

Puede ser que tengas semillas rancias en tus manos o condiciones desfavorables, pero el culpable más probable es un animal hambriento que devora tus semillas meticulosamente plantadas.

Es una de las razones por las que prefiero comenzar con la mayoría de las plantas en interiores, incluso algunas de las más difíciles de trasplantar. Tengo demasiadas criaturas alrededor que están ansiosas por masticar semillas o plántulas.

Dependiendo de lo que esté tratando, hay muchas formas diferentes de mantener a raya a los animales hambrientos.

7. Profundidad incorrecta

Hay una razón por la que un paquete de semillas tiene instrucciones, pero es muy fácil ignorarlas por completo, ¿no es así?

Nos tomamos mucho tiempo para espaciar adecuadamente las plantas para que tengan suficiente espacio para respirar, pero los jardineros a menudo ignoran la profundidad de siembra.

¿No es bueno con las medidas? ¿Perdiste tu paquete de semillas? El tamaño de la semilla es un buen indicador de la profundidad a la que se debe plantar.

Las semillas pequeñas como la lechuga funcionan mejor si las siembras superficialmente. Es mejor plantar una semilla grande como la de una calabaza un poco más profunda. La regla general es plantar 3 veces la profundidad de la semilla. Una semilla de 1 pulgada se debe plantar a 3 pulgadas de profundidad.

Consejos y trucos

He pasado mucho tiempo averiguando cómo hacer prosperar mis semillas. A continuación se muestra una lista de mis mejores trucos, para que no tenga que perder su tiempo cometiendo los mismos errores que yo.

¡Almacene las semillas correctamente!

No escatime en esto. Un paquete de semillas para un jardinero doméstico puede durar más de una temporada si se almacena correctamente . No se limite a tirar los paquetes entreabiertos a la papelera y dejarlo todo el día.

Los paquetes de semillas tienen fechas de caducidad útiles para avisarle cuando han pasado su mejor momento. Pero mantener las semillas almacenadas adecuadamente es la mejor manera de mantenerlas frescas por más tiempo.

Siga las mismas reglas que seguiría con los medicamentos. Almacenar en un lugar fresco y seco, alejado del sol. Los frascos de pastillas viejos o los frascos pequeños son recipientes útiles para las semillas.

Prueba de frescura

¿No estás seguro de si ese viejo paquete de semillas sigue siendo bueno? Realice una prueba de frescura. Esta también es una forma útil de germinar semillas con tiempos de germinación más prolongados para que puedan sembrarse directamente con una tasa de éxito del 100% (a menos que los animales las alcancen).

Saque una sola hoja de toalla de papel y mójela, de modo que la toalla absorba la humedad pero no se empape ni se desmorone. Coloque sus semillas sobre la toalla de papel y colóquela suavemente en una bolsa con cierre hermético.

Escriba la fecha con un marcador y controle el progreso. Después del período de tiempo esperado, verifique cuántas semillas brotaron en comparación con las que no brotaron.

Si la mayoría de las semillas no han brotado, probablemente no valga la pena mantener su lote de semillas.

Use la mezcla de suelo adecuada

Las semillas pueden germinar rápidamente, pero no hay nada más desalentador que ir a revisarlas y encontrar sus pequeñas plantas infantiles muertas a causa de una enfermedad. El uso de una mezcla de inicio estéril y de alta calidad es esencial para evitar la propagación de enfermedades fúngicas y bacterianas.

Toma nota

Soy un gran creyente de que todos los jardineros deben llevar consigo y usar un cuaderno en todo momento. Ensucie esa cosa, escríbala hasta que esté hecha jirones, pero no olvide escribir todo. Especialmente cuando estás en el proceso de germinación de semillas. Controle todas las variables y, de un año a otro, aprenderá de sus garabatos y podrá adaptar mejor sus métodos y opciones de siembra.

Ahora que tiene lo básico, es hora de comenzar con sus propias plántulas. Asegúrese de compartir sus propios trucos y errores mientras experimenta con la germinación de semillas en los comentarios a continuación.

Deja un comentario