¿Puedes comer dientes de león?

¿Puedes comer dientes de león?

Esta puede o no ser una pregunta que te hayas hecho antes. Sin embargo, si está tratando de llevar un estilo de vida más saludable, autosuficiente o natural, es posible que desee hacer esta pregunta.

Dado que estas pequeñas flores parecen aparecer en todas partes, ¿no sería genial si en realidad fueran una hierba comestible que pudiera proporcionar muchos nutrientes para tu cuerpo y no te costaría nada?

Bueno, eso es lo que me gustaría compartir contigo. Puede vivir una vida más informada y, con suerte, tomar algunas decisiones más saludables y autosuficientes en el camino.

Esto es lo que necesita saber sobre la ingesta de dientes de león:

Beneficios del diente de león

vía The Old Farmer’s Almanac

En caso de que no lo supiera, hay algunas malas hierbas que crecen en su jardín que son comestibles. Los dientes de león son una de esas malas hierbas.

Pero lo que hace que los dientes de león sean tan únicos es que toda la planta (desde la raíz hasta las flores) es comestible y buena para usted.

Sin embargo, es posible que se pregunte qué tan buenos son para usted. Hay muchas cosas en este mundo que son comestibles, pero aún no proporcionan muchos nutrientes.

Bueno, los dientes de león no son una de esas plantas. Contienen una tonelada de nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

Primero, los dientes de león son muy ricos en vitamina K. Esta es la vitamina que ayuda a que la sangre se coagule. Entonces, si está tomando medicamentos anticoagulantes, definitivamente debe hablar con su médico antes de consumir dientes de león.

En segundo lugar, los dientes de león contienen mucha vitamina C, B6, tiamina, riboflavina, calcio y hierro, lo que favorece la salud de los glóbulos rojos.

Entonces los dientes de león también aportan mucho potasio a la mesa. Este es un nutriente que ayuda a nuestro cuerpo a regular tanto los latidos del corazón como la presión arterial.

Además, los dientes de león ofrecen manganeso, ácido fólico, magnesio, fósforo y cobre.

Finalmente, los dientes de león también ayudan a estimular nuestro sistema inmunológico, equilibrar los niveles de azúcar en la sangre, aliviar la acidez estomacal y también pueden aliviar los problemas digestivos.

Entonces, la próxima vez que veas aparecer esas pequeñas flores amarillas en tu jardín, recuerda cuántas cosas buenas pueden traer a tu cuerpo.

Cómo se pueden utilizar los dientes de león

Después de darse cuenta de todos los beneficios para la salud que pueden ofrecerle los dientes de león, es posible que se pregunte cómo puede consumirlos para obtener los beneficios.

Bueno, en realidad es bastante simple. Toda la flor de diente de león, desde la raíz hasta la flor, se puede consumir cruda o cocida.

En realidad, el diente de león no perderá vitaminas ni nutrientes incluso cuando esté cocido. Entonces, ya sea que lo consuma crudo o cocido, obtendrá los mismos beneficios. No muchos alimentos en el mundo pueden afirmar eso.

Pero en realidad voy a desglosar cómo puedes usar cada parte de la planta para que tengas una mejor idea de qué hacer con un diente de león si decides comerlo.

La raíz:

La raíz de la planta de diente de león generalmente se seca y se tuesta. Algunas personas realmente usaron la raíz seca de diente de león como un sustituto del café más saludable.

O puede usar esta raíz seca en cualquier receta en lugar de otros tubérculos. Podría ser una alternativa más saludable y frugal a la hora de cocinar.

Las flores:

Las flores son obviamente la parte amarilla del diente de león. Se sabe que son la parte menos amarga de la planta. De hecho, tienen un sabor más dulce y crujiente.

Ahora, estos se pueden usar para hacer vino de diente de león o se pueden comer crudos. Pero algunas personas en realidad los empanarán y los freirán, como si se tratara de un pepinillo.

Las hojas de diente de león:

Se dice que las hojas más pequeñas tienen un sabor menos amargo. Aunque las hojas más grandes son más amargas, algunas personas prefieren usarlas en una ensalada para darle un poco más de sabor.

Pero también puede cocinar las hojas al vapor y agregarlas a una sopa para obtener un sabor diferente, o también puede agregarlas a un salteado.

Probablemente una de las formas más famosas de comer dientes de león es usar los tallos y usarlos como hojas de diente de león. Los arregla como lo hace con la mayoría de las otras verduras blanqueándolos durante unos minutos y luego cocinándolos en grasa de tocino.

Entonces, como puede ver, los dientes de león son extremadamente versátiles y se pueden usar de muchas maneras diferentes.

Cómo se pueden almacenar los dientes de león

Los dientes de león se pueden almacenar como cualquier otra hierba. Los lavará con agua fría para asegurarse de que no queden insectos ni suciedad.

Luego los envolverás en una toalla de papel húmeda. Luego, puede colocarlos dentro de una bolsa de plástico abierta y colocarlos en su refrigerador, donde deberían durar alrededor de 3-4 días.

Almacenar sus dientes de león no es una tarea difícil. Y ahora sabes cómo puedes utilizar tus malas hierbas en lugar de luchar contra ellas durante todo el verano.

Cómo se pueden cultivar dientes de león

vía Leaf Ninjas

Una de las preguntas más comunes sobre comer dientes de león es ¿dónde los encuentro?

Bueno, puede sacarlos de su patio delantero si lo desea. Solo recuerde que está arriesgándose lo mismo que cuando busca algo de su comida. Si la comida se ha contaminado de alguna manera, lo más probable es que se enferme.

Entonces, si decide buscar sus propios dientes de león, trate de recoger las flores que no se hayan vuelto amarillas, que no estén marchitas o flácidas y que no tengan los tallos más grandes de aspecto leñoso. Esos son ancianos o están enfermos, y está aumentando sus posibilidades de enfermarse.

Pero, ¿qué sucede si desea los beneficios para la salud de comer dientes de león, pero la idea de buscarlos le desaprueba?

Bueno, no tienes que renunciar a la idea de comer dientes de león. En cambio, puedes cultivar el tuyo propio. Puede sonar un poco extraño cultivar tus propias malas hierbas, pero si planeas consumirlas, en realidad podría ser una buena idea.

Así es como cultivas tus propios dientes de león:

1. Forma tu configuración

Querrá comenzar juntando una olla de tamaño mediano a grande. Luego, llénelo con tierra y abono de calidad. Recuerde, cuanto mejor sea la calidad de la planta en la que lo planta, generalmente mejores serán sus plantas. Es su fuente de nutrición.

Entonces, cuando sienta que tiene su suelo en un nivel de buena calidad, deberá plantar las semillas de diente de león. Puedes comprarlos aquí . Cuando tenga la configuración lista, continúe con el siguiente paso.

2. Plante sus semillas

Cuando su configuración esté completa, es hora de plantar. Hará esto retirando parte de la tierra de las macetas.

Luego, esparcirá las semillas de diente de león donde se ha retirado la tierra. A continuación, cubrirás las semillas.

Finalmente, deberá regar las semillas a fondo después de plantarlas.

3. Espere la producción

Una vez que haya plantado sus semillas y las haya regado, simplemente debe esperar. Puede cultivar dientes de león en interiores, por lo que querrá colocarlos en una ventana soleada para asegurarse de que obtengan lo que necesitan en la medida de lo posible.

Luego, espere hasta que los dientes de león hayan crecido por completo. Si sientes que tus dientes de león crecen mal, asegúrate de no regarlos en exceso. Una buena referencia para el agua es cuando la capa superior del suelo está completamente seca, entonces sabes que necesitan ser regadas.

Pero si no está regando en exceso, entonces querrá asegurarse de que los dientes de león no estén demasiado llenos. No necesitan mucho espacio para crecer, pero si sientes que esto es un problema, asegúrate de reducirlos.

4. Elija y repita

Una vez que los dientes de león hayan crecido por completo, los recoja como lo haría con cualquier flor silvestre en su jardín. Asegúrese de tirar suavemente para no dañar las raíces de otras flores en la misma maceta.

Pero recuerde, debe asegurarse de recoger los dientes de león cuando las flores aún sean pequeñas y no completamente amarillas.

Además, asegúrese de no comer los dientes de león que se han debilitado o se han marchitado. Tampoco quieres comer los dientes de león que tienen tallos leñosos. Esto es algo que debe usar como referencia al recolectar dientes de león.

Asegúrese de recogerlos cuando sean jóvenes y aún tiernos. Y eso es todo lo que hay que hacer para cultivar sus propios dientes de león.

Luego, simplemente repetirá el mismo proceso de crecimiento una y otra vez.

Algunas recetas de diente de león

Si está ansioso por comenzar a utilizar los dientes de león que tiene a su disposición, es posible que desee algunas recetas para ir en la dirección correcta. Aquí hay algunas recetas de diente de león para ayudarlo en el camino:

1. Jalea de diente de león

Esta gelatina es lo que originalmente despertó mi interés por los dientes de león. Tiene un color amarillo único y se dice que tiene un sabor idéntico a la miel.

Entonces, si desea crear una gelatina dulce por muy poco dinero, definitivamente querrá considerar esta gelatina de diente de león.

Haz esta receta de diente de león

2. Pan de diente de león

Cuando su jardín comienza a adquirir un brillo amarillo, probablemente sepa que los dientes de león están apareciendo durante el año.

Bueno, no se deshaga de ellos en su jardín. En su lugar, haz este delicioso pan. Requiere solo unos pocos ingredientes básicos y se ve delicioso.

Haz esta receta de diente de león

3. Pesto de diente de león

¿Te encanta agregar pesto a tus sándwiches y otros platos sabrosos? Si es así, entonces debes considerar esta receta.

No solo hace un pesto delicioso, sino que también es económico de hacer. ¡Anímate y disfrútalo!

Haz esta receta de diente de león

4. Buñuelos de diente de león

Anteriormente mencioné cómo algunas personas toman las flores del diente de león, las empanan y luego las fríen.

Bueno, esta es una receta que te ayudará a lograrlo. Si crees que se ve delicioso, pruébalo.

Haz esta receta de diente de león

Bueno, ¡ahora sabes que LOS DIENTES SON COMESTIBLES! Eso es una gran noticia, ¿verdad?

Y una mejor noticia es que son súper saludables para usted y se pueden cocinar en un montón de deliciosas recetas diferentes.

Pero quiero saber, ¿consume regularmente dientes de león? ¿Cuál es tu forma favorita de comerlos? ¿Qué beneficios para la salud ha obtenido al hacerlo?

Nos encanta saber de usted, así que déjenos sus pensamientos en el cuadro de comentarios a continuación.

Deja un comentario